¡Qué pena! Un momento histórico